Mañana voy a cumplir 25 años y se los cuento no solo para que me saluden, sino para poder compartir con alguien todas las inquietudes y reflexiones que he tenido estos días antes de mi día especial.

De hecho, mi principal pregunta es ¿Por qué es importante el número y no es lo mismo que cualquier otro número? , pero no contenta con tratar de responderme esto le agregué un par de preguntitas extras: ¿Qué cosas se supone que ya debiéramos haber hecho? ¿Es normal sentir una horrible presión por cumplir 25?

Creo que la primera respuesta a todas estas preguntas es que mis 24 años no fueron realmente maravillosos y por lo menos un par de meses me dieron ganas de ir a buscarme a mi misma al sudeste asiático. Sinceramente, prefiero no hacer un recuento de lo que fueron mis 24 años y mirar al futuro.

Lo primero que me pregunté fue ¿Por qué es importante el número y no es lo mismo que cualquier otro número? y mi primera respuesta se basa en que celebrar 25 años para mí es sentir que he vivido un un cuarto de siglo y que tengo una vida por vivir. Sin embargo, revisando la evolución de la esperanza de vida en Chile entre 1950 y 1955 para una mujer su esperanza de vida era de 56,77 años, por ende al cumplir 25 lo que estabas viviendo era más o menos lo que te iba quedando de vida (Tiempo, que probablemente ibas a pasar siendo esclava de una familia, o sea una pesadilla de larguísima duración).

Sin embargo, según los datos que encontré respecto de mi probable esperanza de vida yo podría vivir unos 77,35. Así que mi primera respuesta se caía a pedazos, pues entonces los 25 no son una etapa que marqué un antes y un después como me lo han tratado de pintar.

Tuve la mala idea de buscar en google sobre la importancia de cumplir 25, esperando encontrar algo así como una explicación muy larga como lo hacen con las quinceañeras y encontré muchos artículos bastante malos sobre porqué tener 25 era bacán y cosas que se supone uno haría sí o sí una vez que cumplieras esa edad. De hecho hice búsquedas sobre la importancia o la historia de las fiestas de 25 años y me salieron puros aniversarios de empresas.

Así que mis conclusiones respecto a la primera pregunta son:

  • Cumplir 25 años son una excelente excusa para hacer fiestas y nadie ha explotado este nicho.
  • Si eres mujer chilena y naciste entre 1990 y 1995 te quedan 50 años más de vida (Buena suerte, te lo deseo de todo corazón).
  • Como todavía somos jóvenes nadie va a andar haciendo artículos genéricos tipo “Los 25 son los nuevos 15”, pero si van a hacer articulo horribles sobre cosas que supuestamente la gente que tiene 25 empieza a hacer.

Respecto a la pregunta ¿Qué cosas se supone que ya debiéramos haber hecho?, esta ya fue bastante contestada y yo elegí los dos resultados más horribles que me salieron en Google.

El primero se llama ¿Tiene 25 o más? Esto es lo que ya debería haber logrado que nombra una serie de puntos sobre cosas que gente de 25 ya debiera estar haciendo:

• Una carrera profesional o cercano a terminarla
• Ya tiene una red profesional construida
• Ha comprado un carro o está reuniendo la cuota inicial de su casa
• Está pagando y organizándose para las últimas cuotas de su crédito estudiantil
• Ya se independizó o tiene pensado hacerlo en uno o dos años
• Ha invitado a sus padres a una cena muy elegante o a un viaje costoso
• Ya inició su vida crediticia
• Ha viajado fuera del país
• Ya ha empezado a ahorrar para su pensión

Obvio no era una página chilena, pero igual me pareció brutal.

El segundo resultado que se ganó el premio a ser muy malo fue 25 cosas positivas que TIENES saber sobre cumplir 25 y dice cosas como “18. Deberías saber que ser amable es una obligación, y que dejar de lado el orgullo es un signo de madurez” o “13. Deberías saber el significado de beber responsablemente, no sólo por ti, sino que también por los demás”. Eran como 25 prejuicios sobre gente joven y además traían como un testimonio larguísimo sobre porque no curarse raja o saludar a la gente es de gente grande.

De hecho, mis conclusiones sobre que esperan de una a los 25 fueron: Cualquier huea, lo cual me hizo sentir bastante bien conmigo misma y me quedo con lo que me dijo la Amanda en la mañana “No es bueno compararse tanto con otros, pues eso que uno ve y encuentra tan bonito en realidad puede que no lo sea tanto” (o más o menos eso me dijo, todavía no ando escribiendo mis conversaciones con las personas cuando estoy conversando).

La última pregunta que me queda es ¿Es normal sentir una horrible presión por cumplir 25? la respuesta debería ser “No”, pero en realidad obvio que sí.

De hecho, hay algo que se llama “Crisis de los 25 años” la cual alguien definió como:

Es un período de colapso mental que ocurre a los veintitantos años, a menudo causado por la inhabilidad de funcionar fuera de la universidad y otros ambientes estructurados, acompañado con el descubrimiento de que uno está solo en el mundo. A menudo define el comienzo del uso de productos farmacéuticos

(Douglas Coupland, Generation X: Tales for an Accelerated Culture)

De hecho, tiene una lista de características bastante larga y la pueden ver en wikipedia. Ojala no hayan dicho mucho sí (felizmente dije que no a casi todo, pero hace años vi esa lista y no dije tantas veces no”).

Para finalizar, quiero decir que estoy mucho más feliz de cumplir 25 que cuando empecé a escribir esto y repensé mis 24 años y creo que si tuviera que definirlos en una sola palabra esta sería “catarsis”.

Gracias por leer esto y mañana me pueden mandar memes como ciber-regalo de cumpleaños 🙂

Un abrazo, Valentina.

nicki-minaj-cumpleanos-fiesta-famosos

Anuncios