En mi cocina tengo casi todo lo que lo que no se puede guardar en el refri en frasquitos.

Hoy me dediqué a ordenarlos con mucho amor y llenar los frasquitos que estaban vacios.

Toda está locura, partio cuando las polillas infectaron mi cocina cuando me fui de vacaciones y desde entonces tengo todo en cositos de vidrio. Y realmente estoy orgullosa de mis frasquitos, así que les saqué una foto:

Tengo más de 20 y en mi experiencia son lo mejor para que la cocina no sea un cementerio de bolsas derramando su contenido.

¿Los compré? Claro que no, algunos se los robé a mi mamá y los demás son de cosas que compré. De hecho, he comprado cosas porque me gustó el envase y me tinco (pero por dentro eran un asco, como una mayo eggless que tenía sabor a grasa).

Como se viene la temporada de polillas y nadie quiere fumigar la cocina (Como lo tuve que hacer yo) les recomiendo lo siguiente:

-Frascos de vidrio, a los de plastico les queda todo pegado

-Tapas de vidrio, porque con las tapas plásticas los bichos se meten igual

– Venden botellas con corcho y son estupendas para macerar cosas

– No dejar avena, arroz, harina, ni galletas en sus bolsas. Las polillas las hacen chupete

Eso es todo por hoy.

Un besito 💖