Holi, ayer fui por primera vez a una marcha del orgullo y obvio terminé pensando en muchas cosas colas.

Una de las primeras cosas que pensé fue en lo difícil que es andar haciéndose la hetero cuando una es fuertona. En el día a día da un poco lo mismo si la opinión de los demás te vale madre, pero si no es todo bastante darks.

Creo que la peor parte es cuando una empieza a tener relaciones amorosas y una termina presentando a la polola como MI AMIGA, eso es en verdad algo terrible y duele.

La segunda idea que tuve fue en lo difícil que es tratar de escribir o hacer cualquier tipo de expresión artística tratando de hacerla neutra. Suena falso y adornado, demasiado pretencioso para mí.

La tercera cosa y final, es lo mucho más fácil que es ser cola en Santiago versus a como es la cosa en regiones. Una que es provinciana, tiene clarito que en lugares que no sean Santiago ser cola es mucho más peligroso.

Igual me da lata que en los espacios lgtb todo lo que no sea un hombre cis prácticamente NO EXISTE. Una de las luchas más duras es ser visible, pero a futuro creo que habrá que agregar el pinkwashing (que fue bien patetico, colas indignas).

De todas forma lo pasé relativamente bien, pero igual quedé atrapada entre los piños de grupos de pesimas que zzzzzzzz. Igual espero ir a la otra marcha algún día, porque me parece más estupenda